El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, participa en el Foro ABC | Vocento.com

Esta legislatura puede ser «pródiga en pactos», según afirmó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Foro ABC. Destacó dos que considera especialmente urgentes ahora mismo: los Presupuestos de 2018 y el nuevo sistema de financiación autonómica. Para sacarlos adelante, el Gobierno sitúa como socio preferente a Ciudadanos, en el primer caso, y al PSOE, en el segundo. A ambos les emplazó a actuar con sentido común, y no con intereses partidistas, «para no perjudicar a los españoles».

Rajoy llegó al Foro ABC arropado por nueve ministros, todos menos la vicepresidenta del Gobierno y los titulares de Economía, Hacienda y Fomento. Cerca de 400 invitados acudieron a la cita para escuchar al presidente, en un momento de bloqueo político en Cataluña y parón en los pactos de Estado, justo cuando las encuestas reflejan una subida importante de Ciudadanos y una caída del PP.

El Gobierno es consciente de que necesita salir del entancamiento, y para ello debe dialogar y pactar. Sin acuerdos poco o nada podrá avanzar, debido a su minoría parlamentaria. «Ofrecemos diálogo y buscamos el pacto», subrayó Rajoy. En sus palabras no hubo ninguna mención expresa a Ciudadanos, al que en su día calificó de socio «preferente», pero sus dardos fueron evidentes. «La política no puede ser un enfrentamiento eterno y estéril», advirtió.

En esta primera mitad de legislatura se han alcanzado ya algunos acuerdos, como recordó Rajoy: la subida del salario mínimo o la firma del acuerdo contra la violencia de género. Hay otros que se están estudiando en el Congreso, sobre educación, pensiones, sistema autonómico, Justicia, ciberseguridad o menores.

Ver vídeo resumen

Cuentas pendientes

Rajoy está convencido de que los acuerdos sientan bien a la economía, que el año pasado, con los Presupuestos de 2017 aprobados a mitad del ejercicio, creció un 3,1 por ciento, a la cabeza de las principales potencias europeas. Pero hay un acuerdo pendiente en este momento, que ya lleva retraso y que el presidente considera «especialmente urgente si queremos poner todo de nuestra parte para que la recuperación siga adelante con más fuerza»: los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

Las cuentas de este año deberían estar vigentes desde el 1 de enero, pero en septiembre pasado el Gobierno metió el proyecto en un cajón, cuando el PNV marcó toda la distancia posible con Rajoy por su respuesta al desafío independentista catalán. La aprobación de los Presupuestos depende de la «normalización» en Cataluña y el final de la aplicación del 155. El Ministerio de Hacienda confía en que antes de abril pueda llevar las cuentas al Congreso.

Pero el Gobierno se ha topado con un obstáculo más, aparte del rechazo circunstancial del PNV: Ciudadanos está amenazando un día sí y otro también con no apoyar los Presupuestos, y el choque con el PP va subiendo en intensidad.

«Queremos pactarlos. Esperamos que se imponga el sentido común y no otros intereses», advirtió Rajoy en el Foro ABC. El presidente planteó por primera vez la posibilidad de una nueva prórroga presupuestaria: «Si esos intereses se impusieran, haremos lo posible para que ello no perjudique a los españoles. En todo caso, ya tenemos prorrogados los Presupuestos de 2017 (desde el 1 de enero). Son unos buenos Presupuestos, han impulsado el cuarto año consecutivo de crecimiento y podrían impulsar el quinto».

Rajoy envió una última llamada a sus socios presupuestarios: «Todavía estamos a tiempo. El pacto presupuestario es posible y es lo mejor para el conjunto de los españoles».

VÍDEO. Las frases más destacadas de Mariano Rajoy en el Foro ABC

Relación con Ciudadanos

En el coloquio del Foro, el presidente ahondó en la relación actual de su Gobierno con Ciudadanos, y en la posibilidad de que el enfrentamiento actual pueda poner en riesgo la estabilidad de la legislatura. Rajoy negó que tenga ningún desencuentro con el partido de Rivera, aunque entre formaciones distintas siempre pueda «haber sus cosas». Recordó que firmaron un pacto en 2016 «que se está cumpliendo razonablemente», y entre los compromisos estaba el apoyo a los Presupuestos. Por eso espera que Rivera haga «honor a su palabra» y respalde las cuentas de 2018.

El otro pacto que Rajoy considera «clave» es el de financiación autonómica. Si en los Presupuestos el socio prioritario es Ciudadanos, en la financiación de las Comunidades el presidente mira directamente a Pedro Sánchez: «El concurso del PSOE, además de responsable, es imprescindible», por ser el principal partido de la oposición y gobernar en varias comunidades y municipios. «Espero que esté a la altura», advirtió.

El presidente defendió un sistema que no cree agravios entre Comunidades. «Es una reforma esencial, y este es el mejor momento para hacerlo». La reforma de la financiación autonómica lleva un retraso de cuatro años ya, y en la última Conferencia de Presidentes, en enero de 2017, se firmó el compromiso de tener una propuesta antes de final de ese año.

Deuda de las autonomías

La idea del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de ofrecer quitas de deuda a las autonomías no suena mal al presidente, que no desmintió que esa propuesta se estuviera pensando: «Normalmente estoy de acuerdo con el ministro de Hacienda, por la cuenta que me tiene y porque es un grandísimo ministro».

Rajoy sabe que tiene que pactar, de forma variable, con Ciudadanos y el PSOE, pero su confianza en ellos es bastante relativa, como demostró con esta afirmación: «El PP puede cometer errores, pero todo el mundo estará de acuerdo en que hoy es el único partido de España que pone la estabilidad del país por delante de sus intereses electorales».

Galería de imágenes

Las pensiones

Junto a los pactos de Presupuestos y de financiación autonómica, Rajoy se detuvo en otro con especial intensidad: el de las pensiones. Tras unos años difíciles, ve «razones para el optimismo». En 2017, por primera vez en nueve años, los ingresos por cuotas a la Seguridad Social crecieron más que el gasto en pensiones. El año se cerró, además, con los ingresos por cotizaciones sociales más elevados de la historia.

Rajoy cree que es ahora, cuando las cosas «empiezan a ir bien», el momento para extraer una enseñanza de los malos años pasados y ser previsores. Ve fundamental un ahorro a largo plazo en las familias, «que sirva como complemento de la pensión pública pero también para otros planes vitales, como la educación de los hijos, un proyecto personal o superar cualquier revés que pueda traer la vida».

Rescate de los planes

En este punto anunció que hoy mismo el Consejo de Ministros aprobará un Real Decreto que permitirá a las personas que ahorran en planes y fondos de pensiones recuperar todo o parte de lo ahorrado, a partir de los 10 años de la aportación. Además, se rebajarán «muy sensiblemente» las comisiones que los ahorradores pagan a las entidades gestoras.

En España hay más de ocho millones de personas que tienen un plan de pensiones, con un ahorro acumulado de 106.000 millones de euros. Rajoy subrayó que, según la OCDE, los españoles dedican menos que los ciudadanos de otros países avanzados a los planes de pensiones: ocupan el puesto 21 de la lista, justo detrás de Portugal.